cuidado de mascotas

¿Cree usted que este blog sirve para valorar mas a nuestras mascotas?

miércoles, 18 de marzo de 2009

PANTERA NEGRA



Pertenece al género Pantera al igual que el león, el tigre y el leopardo, y todos ellos presentan un hueso Hioides cartilaginoso que les proporciona la capacidad de rugir. La Pantera negra es el mayor de los felinos de América, mide entre 1.1 y 1.85 metros de longitud cuando adulto; puede llegar a medir 80 cm de altura en los hombros y pesa entre 57 y 113 Kg, aunque, algunos enormes machos han alcanzado los 131 - 151 Kg. Posee la estructura mandibular más poderosa de entre los felinos, y el mayor peso relativo de la cabeza, lo que le proporciona su perfil característico. Aunque las Pantera negra se asemejan mucho en apariencia a los leopardos y se encuentran emparentados con ellos, su rol ecológico y comportamiento son más acordes a los del tigre, puesto que son predominantemente terrestres y carecen de predadores o competidores naturales, al ser el resto de los felinos americanos significativamente más pequeños. Su hábitat varía desde la selva tropical de Centro y Suramérica al campo abierto, pero muy rara vez son vistos en zonas montañosas, en donde predomina el puma. Conocidos por su habilidad para nadar y trepar, generalmente prefieren vivir cerca de ríos, pantanos y en bosques frondosos con vegetación espesa para acechar a sus presas. Las panteras negras son cazadores solitarios y no se relacionan con otros de su especie más allá de la época de apareamiento; generalmente cazan presas grandes: sus poderosas mandíbulas los prepara para cazar venados, tapires, carpinchos o pecaríes, pero son grandes oportunistas y pueden atrapar cualquier animal, desde ranas y ratones a aves, peces y animales domésticos. El fondo de su piel es a menudo de un color amarillo-anaranjado, con numerosos anillos o rosetas a los costados y manchas sobre la cabeza y el cuello. Es posible distinguir una Pantera negra de un leopardo por la presencia de puntos dentro de las rosetas. Una condición conocida como melanismo puede causar que una pantera negra se vea completamente negro. Estas son conocidas como panteras negras, pero no conforman una nueva especie. Los machos jóvenes alcanzan la madurez sexual a alrededor de los tres años de edad, las hembras cerca de un año antes. Las hembras dan a luz a hasta cuatro cachorros luego de 90 a 110 días de gestación, pero no educan a más de dos para la adultez. Los jóvenes pueden ver a las dos semanas de vida. Permanecen con la madre por un tiempo largo, de hasta dos años, antes de buscar establecer un territorio propio, el cual puede medir entre 25 y 150 km². En cautividad, las panteras negras pueden vivir hasta 20 años. La pantera negra ha sido objeto de culto por parte de gran parte de las etnias aborígenes americanas; ha sido considerado también como ligado al chaman y sus prácticas. Los guerreros-jaguar aztecas, de ascendencia noble, portaban pieles de pantera negra sobre las espaldas a modo de distintivo en la batalla. A la llegada de los europeos en 1492, el área de distribución de la Pantera negra era mucho mayor que en la actualidad; su límite septentrional se ubicaba en América del Norte, hacia el 35º de latitud N, encontrándose en parte de California, Texas y Nuevo México, en los actuales Estados Unidos; su límite meridional se encontraba hacia los 40º S, en Chubut, Argentina. Desde el siglo XV hasta la actualidad, la P. negra ha sido exterminado por el hombre fuera de las aéreas mas selváticas o inaccesibles. En Argentina, donde fue casi totalmente exterminado a lo largo de los siglos XIX y XX, apenas se encuentran hoy algunos ejemplares en la yunga salteña y presumiblemente en zonas poco accesibles de las provincias de Misiones y Formosa. Del mismo modo en Texas apenas se encuentran unos pocos ejemplares en reservas cercanas a la frontera del Rio Bravo. Su refugio más extenso se encuentra en la Selva Amazónica. Pantera negra americana La pantera negra no es más que un jaguar con pigmentación negra lo que oculta sus manchas, tal como sucede con el leopardo negro del viejo mundo. Estos animales con melanismo coexisten perfectamente con los congéneres que no poseen este exceso de pigmentación y pueden cruzarse sin ningún problema con un jaguar normal. Se cree que el melanismo es una mutación evolutiva favorable siempre que ocurra en zonas climáticas muy cálidas y cubiertas de bosque denso. Por esta razón, los jaguar melanicos solo abunda en las selvas sudamericanas o selva amazónica. Llegan a vivir entre 20 y 25 años y salen a cazar por la mañana o en la noche, quedándose dormidas o escondidas el resto del día. Su alimentación es de tipo carnívora, y consiste en aves, pecaríes, serpientes, ciervos y primates. Luego de cazar una presa, se alimenta dejando los restos escondidos entre las ramas de los árboles para terminar de comer luego. Pasa muchas horas lamiendo su pelaje con el fin de quitar cualquier rastro de olor de su víctima, que pudiera espantar a la siguiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada